40 años confiando en Muebles Saskia
Sillón.
 
 

Ver Colección El Libro »

Sillón asiento madera

Referencia: 3642

Sillón clásico, realizado totalmente en madera de Nogal.

Medidas: 64 x 105 x 51 cm.

Este producto se puede realizar en diferentes acabados. Solicite presupuesto

Producto no disponible

 

Compartir:

Ver más Sillas
Ver Sillas de estilo Clásico

Precio

A consultar.

Medidas de los productos

Ancho: 64 cm.
Altura: 105 cm.
Profundidad: 51 cm.

Características

Sillón clásico, realizado totalmente en madera de Nogal.

Encuentra el producto que buscas

Todos los productos de Comedor Clásico
Sillas de estilo Clásico

Nogal

El nogal es una de las maderas más reconocidas y apreciadas en todo el mundo. De gran valor decorativo, se utilizaba desde la antigüedad en la fabricación de muebles. Las especies más importantes son dos: el nogal europeo o blanco (Juglans regia), se cultiva en Europa, Norteamérica y Oriente, y el nogal negro americano (Juglans nigra) de Estados Unidos y Canadá.

La madera del nogal europeo es pardo-grisácea, con vetas negras y generalmente es más variable que el del nogal negro. Es de fibra recta, ligeramente ondulada, y de textura media. Es de secado lento, pero una vez seco es muy estable y se trabaja con facilidad, logrando unos acabados excelentes.

El nogal negro americano tiene la albura de color amarillo claro y el duramen varía entre un café claro y un café intenso tirando a morado, de fibra satinada y ondulada. Presenta nudos pequeños y cerrados. Es una madera pesada y dura, pero se trabaja bien, obteniendo unos acabados de alta calidad.

En la actualidad, se utiliza en forma de chapas decorativas para la fabricación de muebles y revestimientos, y como madera maciza en ebanistería de lujo, también se utiliza en puertas, molduras, instrumentos musicales, parquets, artesanía, talla, torno y grabados artísticos entre otros.

Maderas barnizadas y lacadas

Para limpiar los muebles barnizados o lacados diariamente utilizaremos un paño ligeramente humedecido y posteriormente secaremos con un trapo suave o algodón seco, teniendo en cuenta el estado del barniz. Para quitar las manchas de los dedos aplicar un producto especifico.

No utilizar en ningún caso para limpieza, productos disolventes o abrasivos.

Ver otros tipos de mantenimientos »