40 años confiando en Muebles Saskia
Silla en madera de haya de delabuela.

Ver Colección Réplicas »

Silla Réplicas

Referencia: A-SI-7154

326,70 € / ud

ó

32,67 € / ud durante 10 meses

 

Precio mínimo garantizado en acabado base. IVA incluido.

Silla clásica en madera maciza de la colección Réplicas.

Medidas: 44 x 92 x 40 cm.

Acabados: Acabado negro glaseado.

Este producto se puede realizar en diferentes acabados. Solicite presupuesto

 

Compartir:

Ver más Sillas
Ver Sillas de estilo Clásico

Precio

326,70 € / ud

Precio mínimo garantizado en acabado base.
IVA incluido.

Medidas de los productos

Ancho: 44 cm.
Altura: 92 cm.
Profundidad: 40 cm.

Características

Silla clásica en madera maciza de la colección Réplicas.

Acabados

Acabado negro glaseado.

Encuentra el producto que buscas

Todos los productos de Comedor Clásico
Sillas de estilo Clásico

Haya

El árbol de haya, de la familia de las Fagáceas, se encuentra en la zona templada del hemisferio norte de Europa, comparte el territorio con roble, y tiene un valor comercial también en Japón y en Estados Unidos.

La madera de haya es de color blanquecino o marrón rosado muy pálido, que se oscurece si es tratada al vapor, de textura fina y uniforme, con veta recta y pequeños radios leñosos. Es de secado rápido, pero puede agrietarse con cambios de humedad. Resistente al calor y responde bien al curvado o doblado. No es adecuada para intemperie. Se cepilla bien y no se agrieta fácilmente, por lo que es idónea para labrados y tallados.

En cuanto a los acabados, su coloración y veteado resultan atractivos al natural, por lo que es aconsejable utilizar tratamientos como ceras, aceites o barnices incoloros. Los tintes a base de disolventes pueden llegar a quemarla.

La madera de haya se utiliza en la fabricación de muebles, especialmente si son curvados de diseño contemporáneo, chapados y entarimados, además de elementos torneados de uso domestico, como utensilios de la cocina, mangos de las herramientas, cucharas, cajas y juguetes.

Maderas barnizadas y lacadas

Para limpiar los muebles barnizados o lacados diariamente utilizaremos un paño ligeramente humedecido y posteriormente secaremos con un trapo suave o algodón seco, teniendo en cuenta el estado del barniz. Para quitar las manchas de los dedos aplicar un producto especifico.

No utilizar en ningún caso para limpieza, productos disolventes o abrasivos.

Ver otros tipos de mantenimientos »